El drama familiar de Eva de Dominici el día que nació su hijo

23 de septiembre de 2020

"Los primeros días me sentía huérfana, lloraba todas las noches", contó Eva de Dominici en una entrevista.

Eva De Dominici, reciente mamá de Cairo y en pareja con Eduardo Cruz, hermano de Penélope, fue tapa de la revista Hola, donde entre varios tópicos habló sobre el lado B de la maternidad.

Les comparto el reportaje de @holaarg que entre hoy y mañana ya pueden tener en sus manos. Gracias @sofiakloter por la entrevista Me siento muy afortunada y agradecida por el equipo maravilloso que me acompaña y que hizo esto posible:Fotografo @bernardodoral Director de iluminación @garzas_dp Estilista @orettac Peinador @robertsteinkenhair Maquilladora @carolagmakeup Espero que les guste

Mamá a la distancia, dado que su familia vive en la Argentina y la cuarentena complicó los viajes al exterior, sin dudas la experiencia más fuerte por la que tuvo que atravesar fue el momento de dar a luz en soledad. “Cairo nació en el Centro Médico Cedars Sinai de Los Ángeles. Fue un parto soñado, a pesar de que mi familia no pudo acompañarme. Mi papá tuvo un problema personal y días antes, a mi mamá le encontraron un aneurisma. Se podría haber muerto. Fue muy movilizante todo lo que me pasó al mismo tiempo. La única que pudo venir fue mi abuela, que vive en Lanús y nunca había viajado en su vida. ¡Imaginate lo que fue tenerla acá conmigo!”, relató sobre el durísimo momento y agradeció haber contado con ella y su suegra para sobrellevarlo.

La abuela Ñata con Cairito, su primer bisnieto. Este es el verdadero rock and roll
View this post on Instagram

La abuela Ñata con Cairito, su primer bisnieto. Este es el verdadero rock and roll

A post shared by (@dedominicieva) on

“Tanto la mamá de Edu, Encarnación, como mi abuela, me acompañaron muchísimo. Me cocinaban, me llevaban a los controles, fueron muy importantes porque yo estaba preocupada por mi mamá, que estaba recién operada y tan lejos. Los primeros días del nacimiento de Cairo me sentía huérfana. Lloraba todas las noches. Por más de que estaba acompañada, necesitaba a mis papás. Pero por suerte, tuve mucha contención”, aseguró.

Temas