Confirmado: el día que a Ed Sheeran le tajeó la cara una princesa

08 de octubre de 2020

La insólita historia parecía un mito. Pero el manager de Ed Sheeran confirmó que era absolutamente real.

Una leyenda urbana aseguraba que, en 2016, Ed Sheeran se había cortado la cara con una espada en una cena de gala. Y que la culpable del accidente había sido la princesa Beatriz de York. Ahora se supo que la historia era cierta.

En ese momento, The Sun había publicado el incidente con lujo de detalles. Así se contaba en el artículo: “Ed había sido invitado a cenar como invitado de la princesa Beatriz. Todos se sentaron y había unos veinte invitados, incluidos Sarah Ferguson yel cantante James Blunt con su esposa Sofia Wellesley".

Y seguía: "A medida que avanzaba la noche, empezaron a hablar de honores y aparentemente James Blunt bromeó diciendo que le encantaría un título de caballero”.

La nota continuaba relatando los hechos de forma cronológica: “Beatriz dijo en broma que podía arreglarlo y fue a buscar una espada ceremonial. Como estaba en buena forma, sostuvo la espada sobre él (Blunt) y dijo ‘Levántate, Sir James’, como haría su abuela en el Palacio”. Es decir que la hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson jugó a ser Isabel II por un rato.

Pero algo salió mal en la ficción del ordenamiento caballeresco para Blunt, porque la joven aristócrata calculó mal el peso del arma. “En lugar de golpearlo ligeramente en el hombro, balanceó la espada hacia atrás, sin saber que Ed (Sheeran) estaba parado justo detrás de ella. La hoja le cortó la cara y quedó a solo unos centímetros de su ojo derecho”.

La broma le costó puntos de sutura a Ed Sheeran. El cantante tuvo que ser trasladado de urgencia a un hospital cercano en el que le cosieron varios puntos, justo por debajo de su ojo derecho. Cada vez que le preguntaban por su corte en la cara, contaba que se había golpeado y daba una versión de la historia sin nombrar a la nieta de la reina.

https://twitter.com/danwootton/status/802816715000348672

En aquella ocasión, este había sido el relato de Sheeran: “Me golpearon en la cara y yo estaba como ‘todo bien, no pasa nada’. Después miré hacia abajo, y mi camisa estaba completamente cubierta de sangre. Y todos me miraban con la boca abierta y yo pensé: ‘¿Me sangra la nariz o algo así?’”.

Ahora, un periodista de The Telegraph le preguntó por el tema a Stuart Camp, manager de Sheeran. Y el empresario confirmó que la historia de The Sun era cierta y contó por qué nunca lo habían dicho antes.

“Me volví bastante reservado con eso, porque nunca lo comentamos públicamente. Algunas personas me dijeron: ‘Deberías mentir y decir que no fue ella, sino otra persona’. Entonces yo dije: ‘Bueno, no le vamos a decir nada a nadie. No voy a mentir sólo porque alguien sea idiota’”, explicó el mánager. Y dijo que ni Ed Sheeran ni él volvieron “a saber de ella desde entonces”.

Temas