-

Comparan el estado mental de Britney Spears con el de un paciente en coma

08 de octubre de 2020

Así lo hizo su propio abogado durante el jucio que se lleva adelante para determinar quién ejerce como tutor la artista retirada y administra su fortuna.

Supo ser la artista pop más cotizada del mundo, heredera de Madonna, y una de las mujeres más deseadas. Sin embargo, algo por ahora desconocido hizo que su carrera se eclipsara y su imagen se derrumbara abruptamente.

Hasta que llegó 2008, cuando a Britney Spears la Justicia le quitó el derecho legal sobre sus actividades y sobre sus bienes, ya que un juez consideró que la cantante no era capaz de cuidar de sí misma y de sus asuntos.

Su padre, Jamie Spears, fue puesto en lugar de tutor y administrador de sus bienes. Sin embargo, la cantante ya no quiere que las cosas sigan así, a pesar de los duros términos en que se refirió a ella su propio abogado.

Durante una audiencia para intentar definir la tutela de Britney, el juez que lleva adelante la causa le preguntó a Sam Ingham III, letrado de la artista, por qué ella no firmaba una declaración en primera persona sobre sus deseos.

El abogado refirió que los pacientes en coma pueden hacer que sus abogados hablen por ellos y eso es lo que pidió al tribunal que hiciera con Britney: ella no podría dar su consentimiento para firmar un documento legal.

El año pasado, el padre de Britney dejó las decisiones de su hija en manos de la representante y amiga de la artista, Jodi Montgomery. Pero ella no quiere que alguien ajeno a su familia la controle y propuso que su hermana menor, Jamie Lynn Spears, se haga cargo.

Lynne, madre de la artista, también presentó documentación para postularse como tutora y administradora de la fortuna que aún posee, a pesar de los astronómicos gastos que generan la lucha judicial que lleva años.

Mientras tanto, el movimiento #FreeBritney tomó más fuerza que nunca: a través de las redes sociales, los fanáticos de la artista quieren que ella sea libre para expresar sus propios deseos.

Pero Britney, según su abogado, necesita que la defiendan tanto como un paciente en estado de coma...