-

-

Tenis, pasión y periodismo: mano a mano con el director del nuevo documental de Vilas

21 de octubre de 2020

El 27 de octubre estrena en Netflix "Vilas: serás lo que debas ser o no serás nada". En la previa, conversamos con el director Matías Gueilburt.

El próximo martes 27 de octubre estrena en Netflix el documental " Vilas: serás lo que debas ser o no serás nada". el mismo se centra en la historia del periodista especializado en tenis Eduardo Puppo, quien hace propia la lucha de Guillermo Vilas para ser reconocido oficialmente como número 1 del mundo por la ATP. A esos fines, emprende un trabajo que le lleva literalmente más de una década de su vida.

En la previa al estreno, RatingCero.com habló a fondo con Matías Gueilbert, director del documental.

Vilas: Serás lo que debas ser o no serás nada | Tráiler oficial | Netflix

¿Cómo surgió el proyecto?

- El punto de partida es una nota que saca el New York Times sobre la investigación de Puppo. Mi socio me cuenta de la investigación. A los dos nos gusta mucho el tenis. Pudimos llegar a Puppo. Pudimos hablar con él y profundizar lo que se decía en la nota. Había una gran historia para contar. Empezamos un camino que no sabíamos a dónde iba a llegar. Seguimos los pasos lógicos hasta ponernos a producir.

¿Cómo fue incluir a Vilas en el documental?

- Nos pareció increíble también poder incluirlo a Guillermo y trabajar en la línea narrativa de su biografía, sin saber dónde se iban a cruzar. Y en eso aparecieron los casettes que el grabó durante los mejores años de su carrera. Todo arranca en la nota del New York Times y por Puppo, pero había que darle la dimensión a Vilas, por eso fue importante contar con él en la narrativa. Lo pudimos hacer hablar en el tiempo presente del centro de la historia, de una forma muy particular. Me parecía muy pero muy lindo, porque él tenía un gran poder de reflexión. Esa vida de salir de la cancha y volver al hotel. Lo solo que estaba. Queríamos mostrar el corazón del personaje. “Serás lo que debas ser o no ser nada” era una frase de San Martín que le decía su padre. Vilas podría haber sido número 1 de lo que quisiera. Él grabo muchos casettes durante esos años y tiene muchos diarios escritos. Nuestra idea era mostrarlo a él hablándose, esperando el room service, etcétera.

El documental tiene testimonios de la elite del tenis mundial: ¿cómo fue el proceso para poder tener sus voces?

- Como todo trabajo de producción, es largo y de mucha coordinación de producción. Hay seis números 1 del mundo. Por suerte, accedieron rápidamente porque a Guillermo lo consideran un número 1. La dificultad fue por las agendas. Lo más difícil fue lo de su entrenador rumano, porque nos agarró la pandemia y él era fundamental. El único que nos faltó fue Jimmy Connors, con quien no pudimos coordinar por la pandemia.

Introducciones tecnológicas en el deporte como el VAR en el fútbol están siendo muy discutidas: ¿crees que este documental reivindica el uso de la tecnología en el deporte?

- En casos como el del VAR, siguen dependiendo de decisiones humanas. Pero la tecnología sirve para saber que dos más dos es cuatro. Negar la tecnología es muy difícil cuando caes en las matemáticas. Las máquinas son mejor que nosotros. Un periodista rumano especialista en números es clave. Esta es una historia de solidaridad humana para llegar a un puerto. Es la pasión de Puppo lo que lleva a esto. La pasión de un chico de Mar del Plata que se pasaba horas en el frontón inicia la historia de Vilas.

¿Qué te genera el trabajo que hizo Puppo?

- Admiración. También me genera un gran cariño. Es fundamental. Investigar y profundizar es fundamental. Es muy importante. Uno sabe dónde empieza, pero no sabés donde terminás. Él se hizo una primer pregunta, y le llevó 12 años de dedicación. Lo de Puppo es admirable y hoy por hoy para nosotros se convirtió en querible.

Temas