-

-

Adabel Guerrero, furiosa por ser acusada de abandonar perros: "¡Yo no maltrato animales!"

22 de octubre de 2020

La bailarina decidió dejar sus dos perritos en lo de una amiga porque no convivían bien con su hija. Luego compró otro animal y llovieron las acusaciones.

"Saben que estoy realmente harta, ¡pero harta! Harta de la gente que interpreta todo como el orto". Así comenzó un video en instagram Adabel Guerrero para defenderse de las críticas respecto a su actitud con sus dos perros. Es que la bailarina decidió dárselo a una amiga incondicional y su hija de 12 años porque no convivían bien con su bebé, nunca los volvió a buscar y decidió tener un caniche.

Ante los comentarios, Adabel salió a dar explicaciones. "Me tienen re podrida esas personas que interpretan todo como el ojete. Realmente me sacan las ganas de hacer historias. ¿Vieron cuando desaparezco un tiempo? Es porque realmente me sacan las ganas. Todo lo que digo es malinterpretado. ¡Qué gente de mierda! ¡Tienen la cabeza podrida!", afirmó.

lola

"Me refiero a la historia que hice el otro día, explicando que a mis perritos se los había dado a una amiga para que me los cuide y después de un año de que me los cuidó me dio lástima sacárselos porque la hija se había encariñado ¡y me tratan de que los abandoné! Eso no es abandono. Me los cuidó una familia con la que yo viví en mi infancia. Es como mi familia. Florencia es como una hermana para mí. Cuando mi vieja se murió me fui a vivir un tiempo a la casa de ellos. Sé a quién le estoy dando los que eran para mí mis hijas, mis perras", continuó.

lola

Los motivos tuvieron que ver con que la chiguagua, de 8 años, no era "acorde para una criatura, que le agarraba las patas y tironeaba", explicó. "El perrito mordía al bebé porque no era acorde", acotó. "Yo tuve que tomar una decisión dolorosa, para que me estén criticando ahora, de que abandoné a mis perros. Me pareció una decisión ideal porque Flor se llevó a las dos, duermen en la cama de la nena, de 12 años, los sacan a pasear", concluyó.

Embed

Activistas y proteccionistas sugieren que en caso de pensar en tener un hijo, se evalúe el carácter de los perros y se busque ayuda en un educador canino. Además, ante los millones de perros que están en situación de calle, se recomienda no comprar animales, sino adoptar.

Temas