17 de enero de 2021

La cantante Lelé Pons se mostró junto a esta especie de cocodrilo en una pileta en Miami y su amiga la filmó. Mau y Ricky también postearon videos sobre el animal.

Un inaceptable hecho de maltrato animal y mascotismo los tuvo como protagonistas a Stefi Roitman y su novio, Ricky Montaner.

En Instagram, la actriz publicó varios videos de su amiga, la influencer Lelé Pons, jugando con un caimán en una piscina en Miami. "Venís a visitar a Lelé y...", comentó junto a las imágenes del animal salvaje con el hocico encintado.

lele pons caimán

Ante las críticas recibidas, Roitman salió a defenderse: afirmó que el lagarto está en "excelentes manos" y que es cuidado por una amiga de Lelé desde que es un bebito en una zona "en donde el lagarto está en excelentes condiciones". Sobre la cinta en la boca, aseguró que está "por las dudas" ya que no los conoce y "puede morder duro".

La modelo argentina no fue la única en celebrar que un animal salvaje sea sacado de su lugar para divertimento humano. En la cuenta de Mau y Ricky también postearon videos de Lelé nadando y bromeando con el caimán, que nadaba en el agua con cloro.

caiman 1
WhatsApp Image 2021-01-17 at 20.29.28.jpeg
WhatsApp Image 2021-01-17 at 20.29.29.jpeg

El repudio en las redes sociales no tardó en llegar. Mientras en el mundo los ojos están puestos en el comercio ilegal de fauna silvestre por el riesgo para la salud ambiental y humana que esto implica, además del maltrato animal, jóvenes influencers, con millones de seguidores en las redes sociales, promueven la tenencia de animales que deberían vivir en sus ecosistemas naturales no sólo porque cumplen una función de biodiversidad y equilibrio ecosistémico sino también por su subjetividad en tanto seres sintientes.

En Estados Unidos rige la Ley Federal contra el Maltrato Animal que establece la crueldad animal como un delito federal, al igual que en Argentina. Los tipos de maltratos que aplica son desde asfixia hasta el aplastamiento, además de quemaduras, ahogamiento, empalamiento y otras lesiones corporales contra mamíferos, aves, reptiles y anfibios. Tener a un reptil en una piscina con la boca atada no parece ser el mejor trato para el animal.

La Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de La Flora y La Fauna Silvestre (Cites) advierte sobre el maltrato que implica sacar a los animales de sus ecosistemas de origen para convertirlos en mascotas a la fuerza.

El caimán es un animal presente en el Estado de Florida, e incluso ha llegado a aparecer en jardines de las casas o piletas. En 2018, incluso, se creó una Línea de Molestias por Caimanes para que la Comisión de Conservación de la Vida Silvestre y los Peces de Florida (FWC) pueda acudir a las viviendas en donde aparezca este animal salvaje y llevarlo a su hábitat.

El estado de Florida tiene actualmente una población de 20 millones de humanos y 1.5 millones de caimanes; por lo tanto, los encuentros entre ambas especies son posibles y, de hecho, probables. Sobre todo cerca de ríos, manglares, pantanos, canales y lagos.