23 de febrero de 2021

El abogado se cayó de un caballo durante un partido de polo y la modelo contó cómo influyó este episodio tras la crisis de pareja.

Fernando Burlando se cayó de una yegua de su propiedad mientras jugaba al polo en el sector hípico del Club de Campo y Polo Haras del Sur IV, lo que le originó distintas heridas en su cuerpo: una fractura de los arcos posteriores de la 8va, 9na y 10ma costillas y mínima contusión pulmonar, que derivó en su trasladado a un centro médico de La Plata.

“Estoy muy dolido pero bastante bien, me dicen que no me puedo mover y me muevo igual. Me preocupa que hay mucha sangre en los pulmones”, reconoció el letrado en un audio de WhatsApp difundido en en aquél entonces.

Durante el mensaje, el abogado dio algunos detalles de cómo se produjo el accidente que sufrió ese domingo. “Era una yegua nueva, no era mía, se asustó en una montonerita de caballos”, explicó. Para intentar sortear el problema, el animal primero se paró sobre sus manos, pero cuando vio que no podía salir, se volvió para atrás, provocando la caída. “Yo caí de espaldas y la cruz de ella cayó arriba de mi abdomen”, agregó Burlando, para concluir con honestidad brutal: “La saqué muy barata, baratísima”. Cabe aclarar que él es un fanático de este deporte y en sus redes sociales suele publicar de manera continua videos e imágenes mientras hace la practica o pasando sus tiempos libres con los animales.

En el momento del accidente, Burlando se encontraba distanciado de Barby Franco, pero hoy, ya recuperado, parece que volvieron a darse una nueva oportunidad para el amor. Así lo dio a entender la modelo, que consideró que este desafortunado hecho los llevó a reconciliarse. En un juego de preguntas, un seguidor le deslizó: “ Me parece que el accidente fue para que dejen de bolud...y vuelvan. No se separen...”, a lo que ella respondió: “Sí, ¿no? Pienso igual!!! Creo mucho en el destino!!! Y claramente acá está muy marcado”. De esta forma, la ex “azafata” tomó el episodio como una señal para continuar su historia de amor con el mediático profesional.