Osvaldo Laport habló sobre su relación con Silvio Berlusconi

El actor contó que cuando el magnate italiano comenzó su carrera política lo convocó porque le servía mediáticamente: "En ese momento, en Italia éramos Napoleón y yo, era una locura lo que vivíamos",

Osvaldo Laport fue el invitado de lujo de Los Mammones de este martes, sin pelos en la lengua y muy jocoso, hizo un repaso de su carrera y contó su relación con el magnate y ex presidente de Italia, Silvio Berlusconi.

En el comienzo de la charla con Jay Mammon, el actor uruguayo recordó que, antes de instalarse en Buenos Aires, trabajó de payaso: “Fue en un internado. Yo sentía que les faltaba diversión a los chicos, y así nació Pototín. Todavía guardo el disfraz”.

“Fui albañil, canillita... La actuación aparece en mi vida porque mi viejo y uno de mis hermanos mayores hacían teatro vocacional y yo era su público. Evidentemente, quedó ahí eso, pero a los 8 años, con una actitud caprichosa, le pedí a mi vieja que me hiciera un traje de Papá Noel. Como no teníamos un mango, me lo hizo con papel crepé y salí a repartir caramelos. A partir de ese momento, lo hago todos los años”, contó el galán.

Hablando sobre las exitosas novelas que protagonizó, recordaron la icónica pareja que formó con Grecia Colmenares en “Más allá del horizonte”, y reconoció que le abrió las puertas al mercado internacional, especialmente en Italia y fue en ese momento cuando conoció a Silvio Berlusconi.

“Era la época de Silvio Berlusconi, antes de que se dedicara a la política, y él tenía varios canales de televisión. Se habían roto las fronteras, se podían exportar nuestros productos y él fue, junto a Omar Romay, productor de varias ficciones”, explicó.

Luego, se refirió al vínculo que mantuvo con el ex presidente italiano: “No éramos amigos, pero cuando él estaba en campaña me convocó, y creo que a Luisa (Kuliok) también, no para que formara parte de una lista porque no tengo la ciudadanía italiana, pero sí a él le servía mediáticamente. En ese momento, en Italia éramos Napoleón y yo, era una locura lo que vivíamos”.