Exclusivo: Vicuña y Pampita se quedan en Chile después de la tragedia

Luego del último a diós a la pequeña Blanquita, la pareja regresó junto a sus hijos varones a la casa que tienen en Santiago de Chile.

El día después para Carolina Ardohain y Benjamín Vicuña sigue siendo hoy. Las últimas horas transcurridas desde la partida de su hija siguen siendo tan dolorosas como las primeras, y nadie va a meterse con su duelo. Es tan íntimo y suyo como lo fue la despedida, ayer por la tarde, en el Cementerio Parque del Recuerdo, cuando las dos abuelas de Blanquita -las madres de Benja y Pampita- caminaban del brazo junto a sus hijos (ver foto).

Durante el responso de la pequeña, Isabel Luco, la madre de Vicuña, fue la encargada de recibir uno por uno a las decenas de amigos que llegaron a la capilla del Sagrado Corazón en Santiago de Chile. Fue ella misma quien habló en la misa celebrada antes del funeral.

"La niña era la luz de esta familia; se fue nuestro pequeño angelito", empezó a decir la abuela paterna de Blanca, pero se quebró y no pudo seguir. Eva Gómez, una asistente a la ceremonia, la contuvo y leyó un salmo. El propio Benjamín y su madre acercaron los arreglos florales y las coronas.

Ella dijo, al reponerse, que "siempre se habla del dolor de los padres cuando se pierde un hijo; pero nadie repara en la pérdida de un nieto".

La madre de Vicuña y la de Pampita, Tania Dos Santos, caminaban del brazo en silencio, sin decir una palabra, cuando llegó el momento del último adiós; al igual que Juanita Viale y Gonzalo Valenzuela (ver foto).

Cuatrocientas personas estuvieron en el cementerio. Mientras un familiar cantaba el tema de Nino Bravo "Un beso y una flor", se dejaban volar al cielo trescientos globos blancos en señal de despedida.

Luego del funeral, la pareja volvió a su casa en un barrio privado de Santiago de Chile con sus hijos más pequeños, Bautista y Beltrán, éste último de tan solo dos meses. Los presentes a la despedida de Blanca contaron a RatingCero.com que "Benja se mantiene más entero, estuvo a cargo de todo y contuvo a Carolina todo el tiempo; ella está lisa y llanamente devastada; en estado de shock".

Fue el propio Vicuña quien publicó el tweet que conmovió a todos una vez más en la tardecita de ayer: "Duerme tranquila mi niña" con una imagen que lo dijo todo (ver foto).

El día después es hoy. Imposible flanquear la intimidad de Vicuña y Pampita, cosa que tampoco pretendemos. Solo supimos, a través de una allegada al entorno familiar, que la familia va a quedarse en Santiago de Chile por el momento, sin planes de regresar a la Argentina.

De hecho, estaban instalados aquí por un proyecto teatral de Benjamín, que hoy está suspendido ante el dolor; pero según supimos, será aquí, en la casa que tienen en la ciudad, donde piensan quedarse los Vicuña Ardohain.

Temas

Dejá tu comentario