La tradición que Pampita cortó con el nombre de su hija

Los nombres de todos sus hijos anteriores, fruto de su matrimonio con Benjamín Vicuña, empiezan con la misma letra. Esta vez, no siguió con esa costumbre.

Con el nacimiento de Ana, Pampita fue madre por quinta vez, y terminó con la tradición de ponerle a sus hijos nombres que empiezan con B.

Blanca, Bautista, Beltrán y Benicio fueron los elegidos para los hijos que tuvo con Benjamín Vicuña, pero esta vez, optó por un nombre súper simple, el mismo que tiene ella como primero: la modelo se llama Ana Carolina.

En una entrevista que el actor hizo con una periodista chilena explicó el motivo de esa elección. "Fue una cosa rara. El 15 de mayo fue el cumpleaños de Blanca. Ella nació un 15, igual que mi mamá, Isabel. Me acuerdo que mi mamá estaba de viaje y me dijo que se iba a tomar un avión el 15, en el día de su cumpleaños, porque sabía que Blanquita la iba a esperar", comentó.

"Por estas cosas de la vida, mi madre justo llegó el día 15, que era el de su cumpleaños, y cuando nació mi hija. Yo, a mi mamá, la amo muchísimo, y de alguna manera le dije que quería ponerle su nombre: Isabel Margarita. Ella me dijo que no, que le pusiera el nombre de su mamá, Blanca, una señora muy linda, súper especial, muy mística y religiosa. Entonces, le pusimos Blanca... Blanquita".

Luego mencionó la elección de Bautista, el niño mayor con el que siguió la tradición. "Luego, se dio como una coincidencia con el que vino después. Él nació en la Argentina. Estábamos buscando entre varios nombres y a mí, desde siempre, me gustaba mucho uno que era muy de acá, Bautista. Lo elegimos y quedamos prisioneros de las B. Empezamos una pseudo tradición que se dio sola, pero no hay nada más que eso", completó.

Dejá tu comentario