Lapacó habla de Mirtha: "A ella le sorprende que nosotros seamos simples mortales"

Personajes

RatingCero.com habló con la querida actriz sobre su experiencia junto a Mirtha Legrand en "La dueña". Habla de la diva y su entorno.

La contrafigura de Mirtha Legrand en "La dueña" es Claudia Lapacó, una de nuestras grandes actrices que se luce en un papel misterioso. Es la madre de Benjamín Vicuña, quien entra a la empresa de Sofía Ponte a vengar las traiciones contra su familia.

Lapacó pudo arreglar grabar solo dos veces por semana el unitario de Telefe -ya terminó de hacerlo, pero el programa sigue hasta fin de año- para no superponer su actividad con las funciones de "Filosofía de vida", la obra que interpreta con Alfredo Alcón y Rodolfo Bebán en una segunda temporada exitosa en el teatro Metropolitan.

La experiencia de hacer un papel junto a Mirtha le dejó a Lapacó algunas reflexiones que compartió con RatingCero.com: "Con respecto a Mirtha por supuesto que es un plus que ella haya vuelto, es una estrella muy importante y eso llamó la atención. Yo durante un mes y medio nunca la vi ni tuve ninguna escena con ella."

A medida que empezó a hablar de su trabajo con la diva, Lapacó se mostró sorprendida por la manera de moverse de Legrand y sus colaboradores: "Estar haciendo televisión con Mirtha es diferente en todo lo que yo viví hasta ahora porque entra y viene acompañada de cinco personas. Yo eso no lo vi jamás, es como pensar en Hollywood", cuenta entre risas.

"Llega con todo su séquito, Vidal Rivas que se fija si tiene la ropa bien puesta, Elvira, la persona que la maquilla, la que la peina... el pelotón de avanzada entra al estudio y uno queda medio impresionado. Todo eso tiene su encanto, pero yo te digo la verdad... en mis 54 años de profesión jamás estuve con una estrella de esa magnitud", relata la actriz sobre lo que significa no solo trabajar, sino ver de cerca cómo se mueve Mirtha Legrand.

A la hora de trabajar con ella, Lapacó enfatiza un poco más cierta perplejidad por las formas: "Es agradable, pero he tenido muy poca relación con ella. Es curioso todo ese movimiento alrededor. Pero se ve que ella está acostumbrada así. A lo mejor la sorprendida es ella de que nosotros seamos simples mortales que entramos al piso y hacemos la escena".

Cuidadosa en sus palabras, y lejos de querer formular una declaración polémica o de impacto mediático, Lapacó acompaña sus dichos con cierta risa irónica difícil de mostrar en una nota escrita, pero da la sensación que ha ido a hacer su trabajo -impecable por cierto- y nada más. De hecho, lo que hace cualquier persona cuando va a trabajar. Pero a diferencia de la mayoría de los actores que se desarman en elogios ella es discreta, no ahonda, se ríe suave. Aunque fiel a sus convicciones, tampoco habla de más.

Dejá tu comentario