Mirtha Legrand cambió a la infiel Lina por una nueva empleada que le mandó su hija

Personajes

El juicio de su ex empleada por trabajo en negro continúa y tendrá pronto una nueva mediación. Mientras tanto Mirtha contrató a una ex mucama de Marcela para ayudar a Elvira.

El juicio de Lina Rosa Díaz a Mirtha Legrand continúa y las mediaciones, por el momento, no dieron resultado. La ex empleada de la señora de los almuerzos le reclama 800 mil pesos por años de trabajo en negro según denuncia.

Mirtha afirmó que ella era empleada del canal América y no suya, aunque la mujer quiere comprobar que además trabajaba en casa de Legrand como empleada ayudante de Elvira, la fiel ama de llaves de la diva.

Con Lina afuera -los almuerzos no están al aire y obviamente ya no trabaja para Mirtha- la vacante en el departamento de Scalabrini Ortiz y Avenida Libertador tuvo que ser ocupada por otra empleada del servicio doméstico para atender la casa de Chiquita.

Mientras Legrand se prepara para una nueva audiencia de mediación con Lina, cubrió el puesto de trabajo en su casa con una ex empleada de confianza que se desempeñó durante mucho tiempo en casa de su hija Marcela. Antes de hacer ingresar a alguien que no fuera conocida por la señora, ésta le pidió a su hija que le recomendara y le mandara alguna "chica" de las que trabajó con ella.

"Trabajar con Mirtha me cambió la vida" dice la nueva empleada que no quiere revelar su nombre cuando vuelve de hacer unas compras al responsable de la cuenta de Twitter Mirtha Show que sigue a la diva a sol y a sombra.

Legrand se recupera de una seria complicación gastro intestinal que la tuvo a mal traer y guardada durante varios días. Negocia la posibilidad de hacer los almuerzos en Telefe en el verano 2013 -tal como anticipó RatingCero.com-  y planea vacaciones luego de terminar con las grabaciones de "La dueña".


Dejá tu comentario