Mirtha Legrand, en un año difícil para Susana, Tinelli y Suar, es la única que brilla

Personajes

Este 2012 no ha sido un gran año para los popes de la televisión, pero Mirtha, que lo arrancó con incertidumbre, es sin dudas la mejor posicionada de todos.

Cuando en Febrero del 2011 terminó sus almuerzos, Mirtha Legrand pensó que no volvía nunca a la televisión.

Ese año fue complicado también a nivel familiar y Mirtha no la pasó nada bien, aunque como es su costumbre, sobrevivió a todo y a todos.

Fue su nieto, el productor Nacho Viale, quien le insistió a Legrand que tenía que hacer una ficción, que tenía que volver a ser "actriz". Así nació La dueña y se convirtió en el éxito que es hoy.

Por el contrario las otras tres figuras importantes de la televisión: Marcelo Tinelli, Susana Giménez y Adrián Suar, tenían por delante un año brillante.

Susana iba a festejar sus 25 años con la televisión a toda orquesta, Marcelo volvía a "Showmatch", despues de un final increíble y sabiendo que era el programa más visto de la televisión, y Suar venía también de un gran año y arrancó el 2012 con dos nuevas ficciones, "Lobo" y la segunda temporada de "Los únicos".

Repasamos rápidamente lo que sucedió con Susana Giménez, ella finalmente se quedó sin su programa diario y todavía no termina de resolver si hará cuatro especiales, o tal vez ninguno, una situación muy complicada para la diva que aún no sabe que quiere.

Adrián Suar, pasa un momento difícil en su tarea de gerente de programación, tras los fracasos de las dos ficciones, se le sumó el del unitario "Condicionados", y un 2012 en el cual canal Trece quedará segundo.

Marcelo Tinelli, aunque su programa supera largamente los 20 puntos diariamente, seguro que cuando imaginó el año, jamás se le ocurrió tantos sobresaltos. Igual el nuevo amor compensó seguro todo los "problemas" profesionales.

Finalmente como arrancamos esta nota, sólo Mirtha Legrand, una de las figuras más importantes de la televisión, es la única que pudo reinventarse y empezar de nuevo, con un éxito sorpresivo y a la vez merecido. En un año casi sin divos, Mirtha es ama y señora de la pantalla.

Dejá tu comentario