La Maurette: de "Vico" de Rebelde Way a hacer música de vanguardia y cine en el extranjero

Personajes

Victoria Maurette supo construir una carrera multifacética después de su paso por la factoría de Cris Morena.

Victoria Maurette apareció en escena por la puerta grande en 2002 con su personaje de “Vico” en la exitosa ficción de Cris Morena “Rebelde Way”. A partir de allí, más allá de ser parte de otras tiras como “Casi Ángeles”, supo construir una carrera polifacética: su incursión en el cine de género le permitió filmar en lugares como Hollywood y Francia y su presente está encarrilado por el plano musical, con el vanguardista sencillo “Submarino” recién salido y un disco que asoma para 2022. De todo esto y más habló La Maurette en diálogo con este portal.

La Maurette - SUBMARINO (Official Video)

¿Cómo se gestó "Submarino", tu último sencillo?

- Submarino se gestó durante la cuarentena. Empecé a bocetear la canción y a fines del año pasado me junté con Fabo Bordolini, que es el productor de Submarino. Fue la primera canción que hicimos juntos y después de esa sesión salí flasheada. Amé cómo quedó. Después la fuimos puliendo. La cuarentena hizo que todo tardara un poco más. Tardamos como un año en terminarla, entre sesión y sesión mientras íbamos laburando otras canciones.

Además de los retrasos: ¿la cuarentena influyó en la composición y el sonido del tema?

- En el sonido no tanto, porque era un sonido que yo estaba buscando. Por eso trabajé con Fabo; estuve un tiempo investigando productores, escuchando música, lo que se estaba produciendo acá. Pero la composición si, seguro que afectó. Por ejemplo, el boceto de la canción lo hice sola, cuando estoy mal acostumbrada (risas) a trabajar con el otro. Siempre hice el boceto con otra persona. Esto fue una buena experiencia, porque me fascina todo lo que tiene que ver con producción. Es la primera vez que agarré el programa para bocetear, empecé a hacer algo y surgió Submarino. Después lo fuimos laburando con Fabo, pero seguro que afectó.

Al día de hoy mucha gente te sigue recordando por tu personaje de Vico en Rebelde Way: ¿qué te genera eso tanto tiempo después?

- Siento que hay una generación que me recuerda como Vico y hay otra que me está conociendo recién porque antes de la cuarentena pusieron Rebelde Way en Netflix. Es muy loco, porque ahora voy al colegio de mi hija y las más chicas me piden fotos. Algo que no me había pasado nunca y mi hija tiene nueve años. Me había pasado, pero que ahora nenas tan chicas me reconozcan y me pidan fotos me parece muy tierno y me encanta. Y me encanta poder mostrarles mi música y quién soy ahora después de tantos años.

vico

Después hiciste un largo recorrido en cine, haciendo películas no solo en Argentina sino también en Hollywood y Francia: ¿cómo fue la experiencia de filmar afuera?

- Cualquier experiencia que te lleve a trabajar al exterior y conocer cómo se trabaja allá es una aventura, algo que no te vas a olvidar nunca. Cayó en el momento justo y lo pude disfrutar. Trabajé mucho en cine de género, de terror. Es un mundo aparte. Trabajé con directores de culto, conocidos. Pude ir a festivales, conocí mucha gente que me abrió la cabeza y me enseñó muchas cosas. Estuvo buenísimo. Me encanta actuar. Sigo con proyectos. Por suerte la actuación sigue estando y esa experiencia fue única.

Entre ficción y ficción apareció tu beta musical: ¿cómo empezó ese proceso puntual?

- Mi beta musical apareció en el colegio. Si tenía que hacer algún trabajo capaz te componía una canción. Tocaba la guitarra en la clase sin saber mucho en ese entonces. Terminé el colegio y empecé a cantar en bares y boliches: así me descubrió la producción de Cris Morena y me llamaron para un casting. Siempre tuve la música como un gran canal de expresión. Nunca había hecho terapia así que era como una terapia para mí. Al final del proceso de Rebelde Way, que tenía un poco más de tiempo, me puse a estudiar guitarra con Dizzy Espeche, gran guitarrista que trabaja con Coti. Yo le empecé a mostrar las canciones que escribía y él me decía ‘esto lo tenés que grabar, tenés que hacer un disco’. Yo como venía del palo de la tele no conocía tantos músicos. Él me ayudó a conocer y armar la banda. Así grabé mi primer disco, a pulmón, con mis ahorros como hago todo. Fue súper revelador. Me removió mucho el proceso creativo. Un día llegué a casa y me largué a llorar de la emoción después de una jornada de grabación de los pianos, que yo obviamente no los toqué. Me mueve en lo más profundo la música. Lo que me costaba en ese momento era salir a venderlo. Soy muy bicho de cueva. Hice un proceso pero me costaba mucho la exposición de mi música, era un súper desafío que me afectaba. Después de ese disco, me empezaron a venir trabajos desde otro lado, de la actuación. Iba tocando ocasionalmente. Después fui mamá; eso inevitablemente me cortó un poco el trabajo. No me daba la energía para volver a la música aunque el deseo estaba cada vez más latente. Empecé a escribir cosas años atrás, que algunas formaron parte del EP que saqué a principio de año, “Eterna”. En todo ese movimiento de energía que me di cuenta de que me sentía vacía sin la música me llamó Daniel Grinbank para grabar un disco de versiones de clásicos de los 60’s y fue una experiencia increíble, muy emocionante. Trabajar con Tweety González, Alejandro Terán y mucha gente que fue un lujazo. Ahí arranqué a producir mis videos, hacer música nueva. Estuvo buenísimo. Fue como una energía que necesitaba suceder. Estoy feliz de haber hecho eso.

vico

“Submarino” tiene un sonido contemporáneo: ¿sentís que tiene que ver con el mainstream actual? ¿Fue una búsqueda intencional?

- Quería un sonido más actual. En mi EP “Eterna” saqué más mi lado experimental, teatral. Y en este quise bajar un poco, otro aire, algo más parecido a lo que yo escucho en este momento: me inspiran muchos artistas que son mainstream por son unos dementes (risas), como Tyler the Creator, Kali Uchis, Frank Ocean, Mac Miller. Artistas nuevos que están fusionando sonidos e ideas y a mí me fascina. También crecí escuchando Massive Attack, Britney Spears. Tengo texturas sonoras pero soy muy pop. Siento que la música que estoy haciendo ahora refleja quién soy. Me siento muy auténtica, que no estoy careteando nada ni llevando todo para un lugar. Estoy dejándome ser, fluyendo, eligiendo qué quiero y qué no quiero. En estas canciones decidí hablar de cosas más livianas, más sensuales. No sé si es ‘súper rajatablas mainstream’, pero si está ahí nomás, y fue buscado.

¿Cuáles son tus próximos pasos musicales?

- Estoy cerrando las canciones para mi nuevo disco, que Submarino forma parte de él. Me voy a España a trabajar con un productor allá. Después vuelvo en febrero y voy a continuar con el disco. Va a ser un disco con colaboraciones de diferentes productores, que estoy muy emocionada de la gente con la que estoy trabajando. Estamos terminando de armar el show para el año que viene tocar a full. Y sacar el disco. Todavía no sé si sale un simple antes o no. Estamos ahí, terminando de definir el año de lanzamientos pero se viene un disco.

Dejá tu comentario