Sebastián, ¿y si mejor hablás vos?

Personajes

El productor de Graduados pone por delante el éxito del programa para recortar una frase que se emparenta directamente con su vida personal. Si lo dice de una vez quizás nos evite tener que "interpretarlo" todo el tiempo.

Nuevamente el productor de Graduados elige su ficción para bajar línea públicamente de lo que le sucedió a nivel personal.

Amparado en que su programa es el más visto de la televisión -bien ganado se lo tiene, es un producto sin fisuras de gran gusto popular- Sebastián Ortega aprovecha una columna escrita para el Diario Perfil para hacer hincapié en que la gente mira el programa por su corte familiar y porque rescata "los códigos de la amistad".

Ortega no es ingenuo y sabe que la frase se recorta en el contexto de su vida íntima: El noviazgo de Guillermina Valdes -su ex mujer- con Marcelo Tinelli -su ex amigo- y las repercusiones mediáticas por la supuesta "traición" cometida por el conductor de Showmatch son tema en los medios; pero Ortega, en vez de hablar publicamente de una vez y para siempre, y así aclarar su postura, va por eternas tangentes que llevan a decodificar sus mensajes que nunca salen de su boca en primera persona.

El dueño de Underground es un hombre público cuya vida privada repercute al pertenecer a la industria del espectáculo; y tiene derecho de hablar o callar según le plazca. No seremos nosotros quienes lo decidamos por él.

Pero ya parece un tanto reiterativo el modus operandi: Ortega habló por sus allegados cuando estalló el conflicto, habló su hermana Julieta; habló Andy Kusnetzoff; habló en la trama de Graduados a través de una línea argumental con un caso de traición entre dos hombres por el amor de una mujer; ahora habla en una columna rescatando los valores de su programa en un tiro por elevación a su caso personal. Muchas voces y maneras de decir de parte de alguien que "no tiene ganas de hablar", ¿no?

Sebastián, ¿Y si hablás vos?.

Ya habló Guillermina Valdes; ya habló Tinelli. Y el tema se aclaró rápidamente.

Si Ortega dijera en primera persona lo que piensa y lo que le pasa, evitaría eternas reiteraciones de su bajada de línea a través de terceros o con la excusa de su exitosa ficción para dejar clara su postura.

Tiene las puertas abiertas para hacerlo en RatingCero.com y en decenas de medios en la web, canales, programas radiales y televisivos, diarios y revistas. Con una nota alcanzaría para que dejemos de preguntarnos "¿qué quiso decir Ortega?".

Dejá tu comentario