Encuentran otro cuerpo y ya ascienden a seis los nadadores muertos

Dos personas permanecen desaparecidas. Prefectura Naval sigue con los rastrillajes.

Por DyN
Personal de Prefectura encontró el cuerpo de otro de los nadadores desaparecidos desde el sábado en el Río Paraná tras ser arrastrados por la corriente durante una competencia náutica. De esta manera, hasta el momento las víctimas fatales ascienden a seis mientras que sigue la búsqueda de otras dos personas.

El cuerpo, que  fue encontrado en la orilla paraguaya del Paraná, fue trasladado a la capital de Misiones, informó el fiscal de Encarnación, Héctor Garay, que investiga la causa.

El accidente ocurrió el sábado pasado cuando 65 nadadores, entre mayores y menores, se lanzaron a cruzar el río Paraná para unir las ciudades de Encarnación (Paraguay) y Posadas, una prueba tradicional en la zona.

Los nadadores iban a acompañados de piraguas y motos de agua, encargados de la seguridad de la prueba, que les indicaban el rumbo a seguir en caso de que algún competidor se alejara demasiado de la ruta prevista.

Por razones que se desconocen, el pelotón de cola en el que había unos 20 nadadores se alejó unos 1.300 metros de la ruta y se acercaron hacia unas barcazas que, cargadas con soja, estaban fondeadas esperando su ingreso al puerto.

La corriente del río hizo que los nadadores fueran succionados hacia abajo, según el relato de los sobrevivientes, y, mientras algunos pudieron salir a la superficie, otros no emergieron.

El sábado a la tarde Prefectura halló el cuerpo sin vida de Luis Saide, un profesor de natación de 56 años oriundo de Reconquista, Santa Fe, mientras que ayer a la tarde, a unos dos kilómetros del puerto de Posadas, encontraron los cuerpos de Fernando Sole Mases, de 16 años, y de Víctor Sessa, de 36. El lunes, se halló el cuerpo del argentino Sebastián Rusensky, de 18 años y el martes de Nicolás Leveki, de 14.

En tanto, el nadador paraguayo Sebastián Coll, de 18, permanece en grave estado internado en terapia intensiva del Hospital Ramón Madariaga, y Alberto Vera estaba en observación.

Unas 40 personas, distribuidas en diez embarcaciones y tres helicópteros, continúan la búsqueda de los cinco nadadores desaparecidos, aunque la correntada del río hace que el rastrillaje se torne dificultoso, mientras fuentes de Prefectura estimaron como muy difícil encontrarlos con vida.

Dejá tu comentario