Enfrentan en un careo a Ricky Martínez con el mexicano Rodrigo Iturbe

*El padre del actor se encontrará frente a frente contra uno de los detenidos en el marco de la causa por la ruta de la efedrina.

Una funcionaria de General Rodríguez, un policía bonaerense y un ex guardia cárcel detenidos en la causa por la ruta de la efedrina serán indagados hoy por la Justicia de Campana, que también convocó para un careo al padre del actor Mariano Martínez y al mexicano detenido,
Rodrigo Iturbe.

Fuentes vinculadas a la pesquisa añadieron que en el transcurso de la mañana quedaron libres los padres, el hermano y una amiga de Hernán De Carli, el dueño de la mansión de General Rodríguez allanada el pasado martes, quien se halla prófugo en la causa.

Los allegados a ese hombre habían sido demorados en la lujosa residencia donde se hallaron 10 armas, una camioneta con patente norteamericana y credenciales de S.W.A.T, aunque tras declarar ante el juez Federico Faggionatto Márquez, recuperaron su libertad, agregaron las fuentes.

En tanto, el magistrado se disponía a llevar adelante las indagatorias de la funcionaria de General Rodríguez, Cristina Otero, del jefe de calle de la seccional primera de ese distrito, teniente primero Darío Atrio, y del ex penitenciario Miguel Angel Lombardi, los tres últimos detenidos en la causa.

También, Faggionatto Márquez convocó a los tribunales federales a Ricky Martínez, liberado aunque procesado como partícipe necesario en el tráfico de efedrina, y al mexicano Rodrigo, detenido semanas atrás en el Barrio Parque porteño, sindicado financista de la banda de narcos.

Los voceros no descartaron que tras las indagatorias al menos uno de los apresados pueda ser interrogado también en la causa por el triple crimen de General Rodríguez que instruye el fiscal penal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone,

Es que, según las fuentes, un testigo de identidad reservada ubicó a uno de los ahora detenidos en la escena del triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, hallados muertos a tiros el 13 de agosto pasado, y aportó datos que llevaron a los allanamientos y detenciones.

El abogado de las viudas de las víctimas, Miguel Angel Pierri, dijo que cree que los tres hombres estuvieron "cerrando un negocio" en la mansión de General Rodríguez y no descartó -incluso- que hayan sido retenidos y hasta atacados en algún sótano o habitación de esa lujosa residencia.

La casa allanada queda en el barrio Los Tilos de General Rodríguez, está valuada en unos dos millones de dólares y pertenece a De Carli. Allí, los detectives de la división Tráfico de Drogas Ilícitas de la policía provincial encontraron una decena de armas, entre ellas dos pistolas .40 y 9 milímetros, similares a las empleadas en los asesinatos.

También secuestraron una camioneta cuatro por cuatro Dodge RAM con patente norteamericana, una credencial de la agencia antidrogas estadounidense DEA, y uniformes del grupo S.W.A.T.

El procedimiento fue realizado en la causa que investiga desde hace meses el juez federal de Campana por una banda de narcos mexicanos que elaboraban drogas sintéticas con efedrina que le proveían personas vinculadas al rubro de droguerías y medicamentos.

Justamente, dos de las víctimas del triple crimen, Ferrón y Forza, eran empresarios de ese rubro, por lo que se sospecha que sus asesinatos estuvieron vinculados a algún negocio del narcotráfico.

Dejá tu comentario