Una periodista que sufrió un ataque mafioso piensa en dejar la profesión

Adela Gómez piensa radicarse en Córdoba, tras el incendio de su auto cuando investigaba negocios “irregulares” en Caleta Olivia.

La periodista santacruceña Adela Gómez, cuyo auto fue incendiado el domingo por desconocidos a raíz de su trabajo en la ciudad de Caleta Olivia, aseguró hoy que no sabe si seguirá ejerciendo su profesión por miedo y analiza la posibilidad de radicarse en Córdoba.

“Tengo mucho miedo. No sé si voy a seguir ejerciendo la profesión porque temo por mi vida y tengo una familia que disfrutar", dijo Adela Gómez, quien calificó el incendio intencional de su auto, en la puerta de su casa, como una "expresión mafiosa y cobarde".

Según publica el diario Clarín en su edición digital, Gómez atribuyó el ataque al entorno del intendente de la localidad de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, un kirchnerista puro.

"Saben que pueden actuar con total impunidad porque tienen vínculos con el poder y yo estaba investigando ciertos temas que les molestaban. He estado investigando mucho las irregularidades que se cometen en el Municipio de Caleta Olivia; los funcionarios no nos atienden los teléfonos ni hacen uso del derecho a réplica que les damos", sostuvo hoy la periodista en diálogo con radio Ciudad.

En este sentido, agregó que “acá nada es independiente, esto es Santa Cruz. Todos saben lo que está pasando en la provincia".

Gómez calificó al gobierno de Caleta Olivia como "un kirchnerismo puro" que consigue todo "con los viajes del intendente Cotillo, quien habla directamente con Julio De Vido en Buenos Aires".

Según estimó, el jefe comunal "está rodeada por gente que es más papista que el Papa y que pasó a una acción violenta".

La periodista recordó que ya hace tres años fue baleada por efectivos de Gendarmería mientras cubría un piquete de trabajadores petroleros sobre la Ruta 3. Y dijo que está "pensando" en ir a vivir a Córdoba, donde vive parte de su familia.

En la madrugada del domingo, Gómez recibió un llamado de un vecino que le dijo que su automóvil estaba incendiándose. El vehículo estaba estacionado en un patio dentro del terreno donde vive la periodista, junto a la puerta de entrada de su casa.

Según contó la periodista, la policía encontró un bidón cerca del auto, pero no hallaron a ningún testigo.

Al momento del incidente, la periodista se encontraba sola en su casa, donde vive con una hija de 16 años que en ese momento se encontraba en la vecina ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia.

El fuego fue inicialmente apagado con agua por el vecino de la periodista y por ésta. Luego otros vecinos tiraron arena y finalmente llegaron los bomberos para controlar la situación.

Dejá tu comentario