Diego Maradona en Barcelona: nuevo adelanto de la serie

TVO

Los avances de la primera etapa de Diego Maradona en Europa

Empiezan a aparecer adelantos de Sueño Bendito, la serie sobre Diego Maradona. Esta vez, el turno sobre su estadía en Barcelona, su primera y no tan exitosa etapa en Europa.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCUKyGiQgjCD%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAD4KDiZCW7jNlTdEDBqb6T7M1WfsYwgCKvi29kXpZCn9PZCYCZC2cTTUiBNITfGZAk3jRqPT14Uie70ZBfeabygmxowwDyLpmEwkvcEe5xbOZAJj59QQWzxgRZC6bRdC3GFcEAhRDnNENx1xPzYae3gqpk7VxEolAAZDZD

Maradona en Barcelona

En 1982, y luego de duras negociaciones con los clubes y la dictadura argentina, Diego llega finalmente a Barcelona. El club catalán se hace con los servicios del crack a cambio de más de 8 millones de dólares.

Maradona juega su primer partido oficial con la camiseta blaugrana el 4 de septiembre. Mete un gol, pero su equipo cae ante el Valencia 1-2. Esa temporada juega 13 partidos y marca 6 goles, pero sufre una hepatitis que lo deja afuera de la cancha durante meses.

Diego vuelve a las canchas en 1983, bajo la dirección de un viejo conocido: César Luis Menotti. Esa temporada juega 30 partidos de liga y anota 11 goles, pero su mejor desempeño se ve en la Copa del Rey, competición que gana venciendo 2 a 1 en la final al Real Madrid.

En la siguiente temporada, Diego sufre uno de los peores momentos de su carrera. En el partido frente al siempre agresivo Athletic de Bilbao, un jugador vasco le comete una dura infracción y le fractura el tobillo izquierdo. Maradona pasa por el quirófano y le diagnostican un período de recuperación de seis meses.

Diego se recupera rápido y vuelve a las canchas antes de tiempo. Ese año se vuelve a cruzar con el Athletic de Bilbao, pero esta vez en la final de la Copa del Rey en el mítico estadio Santiago Bernabéu. Los vascos ganan el partido 1-0 y se consagran campeones. Pero a los pocos segundos del pitido final, se desata una batalla campal entre los jugadores con Maradona como uno de los grandes protagonistas. La Federación sanciona a Diego con 18 partidos, pero luego de negociaciones, el Barcelona logra bajarlo a 7 partidos.

Para muchos, este acontecimiento significa el quiebre definitivo de Diego con el Barcelona. El club catalán decide venderlo y desde Italia llega una oferta: el modesto club Nápoli quiere hacerse con los servicios del Diez y ofrece 8 millones de dólares. Barcelona acepta y de esta manera salva su inversión inicial y deja ir al argentino.

Dejá tu comentario