Vecinos juntan firmas contra el intendente

Piden que el kirchnerista Aldo Carossi “cese en sus funciones”, tras el incidente en que murieron Giuliana Giménez y Miguel Portugal.

Télam
Por Télam
Familiares, amigos y vecinos de Giuliana Giménez y Miguel Portugal realizan esta mañana una nueva marcha en reclamo de Justicia por las calles de Baradero, donde juntan firmas para pedir la remoción del intendente Aldo Carossi.

La movilización comenzó pasadas las 10, cuando los manifestantes partieron desde la Escuela de Educación Técnica número 1, "Batalla de la Vuelta de Obligado", donde concurrían los chicos fallecidos.

Los manifestantes indicaron a radios locales y en una carta enviada al Concejo Deliberante que recolectarán firmas para que Carossi “deje de ejercer cierta función y dé por finalizado su mandato”, después de la muerte de Giuliana y Miguel.

Desde allí los participantes pasaban por el cementerio local y luego se concentraban en la plaza central de Baradero.

Los organizadores de la movilización adelantaron que la idea es marchar en forma pacífica, y evitar que se originen incidentes como la pueblada del domingo último.

En tanto para hoy el fiscal de la causa, Marcelo Manso, citó a los padres de las víctimas y además tomará declaración a tres testigos, entre ellos un joven y un hombre mayor que regresaban de pescar y dicen haber captado imágenes de los instantes posteriores al accidente con una cámara digital, informaron fuentes de la investigación.

Según estos dos pescadores, hay un original y copia de ese video en el que se ve la camioneta municipal recién incendiada y el cuerpo de Giménez aún sobre el asfalto.

Además, fuentes judiciales confirmaron a la agencia Télam que existen testigos presenciales del hecho que iban en un auto que transitaba detrás de la camioneta municipal que colisionó con la moto en la que circulaban las víctimas.

Giuliana y Miguel murieron la madrugada del pasado domingo cuando la moto que el primero conducía fue aparentemente chocada por una camioneta Ford F-100 de la Dirección de Tránsito del municipio que, según algunos testigos, los venía siguiendo porque no llevaban cascos puestos.

Los jóvenes sufrieron fracturas y traumatismos varios, especialmente en la cabeza, que les produjeron la muerte.

El hecho provocó en esa ciudad una pueblada en la cual manifestantes destruyeron varios edificios comunales.

El único acusado en la causa, por el momento caratulada como doble homicidio culposo, es el inspector que conducía la camioneta, Oscar Micucci, cuyas muestras de sangre y orina fueron enviadas ayer a la Asesoría Pericial de la Corte bonaerense, en La Plata.

Dejá tu comentario