YouFest, la fauna bizarra del pop

Wendy Sulca, la Tigresa de Oriente y el Delfín Hasta el Fin llegan a la Ciudad Cultural Konex para apoderarse de Buenos Aires con la premisa de que "la unión hace la fiesta". Llega el primer fetival protagonizado por estrellas virtuales, aclamadas a puro click.

Después de generar miles de clicks y una viralización pasmosa, Wendy Sulca, la Tigresa de Oriente y el Delfín Hasta el Fin, tres de los personajes más estrambóticos y entrañables surgidos en el universo hispano en YouTube, se reunirán en persona para presentarse por primera vez en la Ciudad Cultural Konex, los días 22 y 23 de septiembre.


 


Para Wendy, una peruana de 14 años, todo empezó hace dos años con la difusión del video "La tetita", donde aparece ella cantando loas al amor materno. Hoy, convertida en toda una señorita, la chica llega a Buenos Aires como parte del YouFest, la fiesta bizarra organizada por YouTube en el centro cultural ubicado en Sarmiento 3131.


 





 


Pero además, junto a la pequeña precoz llega la experimentada Tigresa del Oriente, quien ya saborea el éxito de su presentación en Buenos Aires por medio de su cuenta en Twitter. Sí, es la única de los tres que tiene una cuenta verificada, para estar seguros de que es ella la que escribe los mensajes.


 





 


Y es que estas estrellas de la canción se hicieron conocidas más que nada gracias a la difusión de sus videos en YouTube, a sus Blogs personales y a su presencia en las redes sociales como Facebook o Twitter. Los tres personajes llegan a Buenos Aires avalados por los más de 20 millones de clicks que recibieron sus videos online.


 


En el caso del ecuatoriano Delfín Hasta el Fin, el cowboy del altiplano arremete no sólo contra el mal de amores sino que también canta sobre el trágico destino de sus compatrionas residentes en Nueva York, que fueron afectados por los atentados del 11 de septiembre de 2001.


 





 


Se trata del género musical huaino llevado al extremo más pop, con elementos que rozan el folklore local, pero siempre kitsch. Si algo de esta explicación resulta clara, entonces a sacar las entradas para los shows, que prometen una dosis en vivo de la estrafalaria música, que a veces hasta tiene tinte político.


 


Porque este trío se las trae y tiene algo que decir sobre Israel, los Estados Unidos y, por supuesto, los hermanos latinoamericanos.


 




Dejá tu comentario